O Imperio Bizantino foi un imperio multicultural, que naceu como cristián e herdeiro da tradición romana, comprendendo a zona de Oriente e que desapareceu en 1453 como un reino grego ortodoxo. Generalmente se basó en el pretexto de que los judíos merecían ser perseguidos porque eran la raza que había negado y … O escritor británico Robert Byron describiuno como o resultado dunha tripla fusión: un corpo romano, unha mente grega e unha alma oriental. Se denomina como Imperio bizantino o Bizancio a la parte oriental del Imperio romano que pervivió durante toda la Edad Media y el comienzo del Renacimiento . Cultura del Imperio Bizantino ⁽ ⁶ ⁾. ² El griego fue la lengua oficial del Imperio bizantino desde el siglo VII sustituyendo al latín. Final del Imperio Bizantino – Triunfo Turco CONCILIO DE LETRÁN: La persecución de los judíos durante la Edad Media fue un hecho corriente. La cultura bizantina tiene como característica ser de largo plazo.E n la época de Justiniano (527-565), las estructuras que sustentaban el Imperio tenían ya doscientos años y se hallaban firmemente consolidadas en la población. En Cambio el imperio romano de oriente conocido también como imperio bizantino sobrevivió a los ataques germánicos y vivió una época de auge hasta su caída en el año 1453 cuando el imperio Otomano conquisto su Capital, Constantinopla. ¹ El latín fue la lengua oficial del Imperio bizantino hasta el siglo VII. O Scribd é o maior site social de leitura e publicação do mundo. Scribd is the world's largest social reading and publishing site. INTRODUCCIÓN El arte bizantino se desarrolla en la parte oriental del Imperio romano entre los siglos V-XV. Su capital, Bizancio, fascinó por igual al Occidente europeo y al mundo islámico, que siempre se mostró inclinado a su conquista. Bizantino 1. Por ella, la fe católica fue atacada, la religión confundida, el nombre de Cristo insultado y envilecido. Las consecuencias de la caída del Imperio Bizantino para Europa y la cristiandad «La ruina de Constantinopla, tan funesta como previsible, constituyó una gran victoria para los turcos, pero también el final de Grecia y la deshonra de los latinos. En el 410 las tropas del visigodo Alarico saquearon Roma, causando una conmoción general en todo el Imperio.