De hecho, los aluxes participan en todo tipo de leyendas, tanto del mundo como de la vida individual de cada persona que formase parte de su sociedad. Trataba de cerciorarme de lo que veían miles de ojos hechizados por la fantasía. Trataba de ver a esos seres fantásticos que según la leyenda habitaban en los cuyo (montículos de ruinas) y sementeras: Los ALUXES. La Leyenda de Los Aluxes, místicos duendes Mayas. Se dice, que para crear un Alux los J’men hombres sabios o shamanes, preparan con un barro y cada viernes formaban una parte del cuerpo del duende , similar a la de un hombrecito. Me acompañaba un ancianito agricultor de apellido May. Cuenta la leyenda, que en la tierra de los mayas existen unos duendes a quienes llaman Aluxes, estos son unos pequeños que están encargados de cuidar la selva. Leyendas La leyenda de los aluxes. La noche avanzaba…De pronto May tomó la Palabra y me dijo: La leyenda de los aluxes es una de las más tradicionales y tiene sus orígenes desde la mitología maya. Generalmente los aluxes eran invisibles, aunque podian asumir algunas formas fisicas con la finalidad de comunicarse o de espantar a los seres humanos; también cambiaban de apariencia para mezclarse entre ellos. tipicos de la usanza maya. Hay cuentos de aluxes sobre prácticas domésticas y también sobre rituales sagrados, además de los más prescindibles, que estaban relacionados a las actividades agrícolas. Cuenta la leyenda yucateca, que los aluxes son los guardianes de los montes, las grutas y los cenotes que abundan en la región, éstos son sus preciados hogares, los cuales cuidan firmemente atemorizando a cualquier curioso que quiera irrumpir la tranquilidad del lugar. LEER SIGUIENTE. Posted by M_Yucatan 9 agosto, 2019 53 Vistos 1 min lec 0 Comparte. E ntes sobrenaturales que los mayas pedían a los dioses, dotados de poderes para resguardar y proteger los montes y sitios sagrados, garantizar "con su intervención" el logro de una abundante cosecha y ahuyentar a los intrusos. Son considerados seres de barro que habitan en la península de Yucatán y en países como Guatemala o Belice, estando la mayor parte del tiempo ocultos.. Tanto niños como adultos durante años han contado historias de como ellos aparecen para causarles temor. La leyenda de Zamná y el descubrimiento del Henequén.