Esta revuelta se propagó por todo el ejército de Siria, que, por entonces, se hallaba engrosado con las tropas reclutadas por Caracalla, y no completamente leal a Macrino, y al final acabaron venciendo en la corta lucha por el Imperio que siguió a la derrota de Macrino en la batalla a las afueras de Antioquía. Viendo que la excéntrica conducta de su nieto podría significar su salida del poder, Julia Maesa persuadió a Heliogábalo de que aceptara como César, y, por tanto, emperador en potencia, a su primo Alejandro Severo. Fue proclamado César el 13 de marzo de 222, tan sólo 2 días después de la muerte de su predecesor. Caracalla fue casi que obligado a casarse con Plautina, la hija del prefecto de los pretorianos Plautiano, con el fin de reforzar la dinastía. La causa para este desenlace era según algunas fuentes celos de la creciente popularidad de su hermano. Tras la muerte del emperador Pertinax, los pretorianos vendieron el trono del Imperio a Didio Juliano, un rico e influyente senador. Retrato de la familia Severa, el Emperador Septimio Severo, su esposa Julia Domna y sus hijos Caracalla y Geta. Fue el último linaje del Principado, y precedió a la Crisis del siglo III. Consiguieron que Heliogábalo lo adoptara el 16 de junio de 221 y le nombrase César como su sucesor legítimo. También mantuvo a estas fuerzas en Siria para que pasaran el invierno, donde fueron atraídas al favor del joven Heliogábalo. Se dijo de él que había cubierto invitados en un banquete con una inundación de pétalos de rosas; que se casó con su amante varón —que era conocido como el «marido de la Emperatriz»— y también con una virgen vestal. Geta aparece con el rostro borrado, debido al damnatio memoriae que lo condenó su hermano. Al año siguiente Cómodo le asignó el comando de las legiones en Panonia. Fue proclamado emperador por las tropas de Emesa, su ciudad natal, que fueron instigadas a ello por la abuela, Julia Mesa. Las mujeres Severas, comenzando por la esposa de Septimio Severo Julia Domna, fueron notablemente activas en cuanto a impulsar las carreras profesionales de sus parientes varones. SEPTIMIO SEVERO (193-211) Septimio Severo era oriundo de África y con antepasados de rango ecuestre. En 208 ó 209 fue nombrado César por su padre y designado así a heredar el trono del Imperio juntamente con su hermano. La causa para este desenlace era según algunas fuentes celos de la creciente popularidad de su hermano. Con su triunfo restableció la unidad territorial del imperio. Marco. How to make a timeline? Marco Aurelio Antonino Basiano, conocido también como ” caracalla”, aunque ese nombre nunca fuera usado de forma oficial. Ordenó ejecutar a docenas de senadores bajo acusaciones de corrupción y conspiración, y los reemplazó por hombres fieles a su causa. Sus relaciones con el Senado nunca fueron buenas, pues se había hecho especialmente impopular entre los senadores al acotar su poder con apoyo del ejército. Era fillo de Gessius Marcianus e Xulia Mamae e neto entón do fundador da dinastía severa, Septimio Severo, sobriño de Caracalla e primo e posteriormente fillo adoptivo de Heliogábalo.Foi o emperador máis xove da historia de Roma, xa que só tiña 13 anos cando foi nomeado emperador.. Nomeamento. Tres días después, Macrino fue declarado Augusto. Aunque sus ansias de poder convirtieron a Roma en una dictadura militar, Septimio Severo era muy popular entre la población. Fundó la Dinastía de los Severos y fue el primer ciudadano de provincias sin ascendientes romanos en alcanzar el trono. Publio Septimio Geta, nació el 27 de mayo de 189, aunque según otras fuentes fue el 7 de marzo, como segundo hijo del emperador Septimio Severo y de su esposa Julia Domna. En sus últimos años tuvo que defender las fronteras de los ataques de los bárbaros, que ponían en peligro la integridad territorial del Imperio. La astucia y ambición de las mujeres Severas, hizo que la familia volviera a recuperar el poder en la persona de Heliogábalo. Como dinastía del principado tuvo algunas características que la diferenció de las otras. El devenir del Imperio en este tiempo fue dejado en manos de su abuela y su madre Julia Soemia. Aunque sus ansias de poder convirtieron a Roma en una dictadura militar, Septimio Severo fue muy popular entre la población debido a que restableció la moral tras los años decadentes del gobierno de Cómodo y consiguió contener la corrupción que se había instalado en todos los órdenes. Militarmente su reinado se caracterizó por la exitosa guerra que llevó a cabo contra el Imperio Parto, consecuencia de la cual Mesopotamia volvió a caer bajo control romano.